Día triste para Juan Carlos Salvatierra. Muchos medios, nacionales e internacionales, llegaron hasta él para entrevistarlo y a casi todos les dijo su descargo: “Tengo todos los papeles en regla y no me pudieron demostrar por qué descartaron mi máquina; es una organización abusiva”, se quejó. Un día antes, su Barren Racer One 690 fue ‘vetado’ por no haber sido construido “en serie. Él es un amigo del Dakar, pero con esa máquina no puede competir”, dijo Etienne Lavigne.

El francés, mandamás de la Amaury Sport Organisation (ASO), fue tajante cuando se refirió al boliviano. El perjuicio para ‘Chavo’ es incalculable, ya que según información desde adentro, solo el ‘cuadri’ costó $us 90.000, más otros $us 100.000 que incluyen la inscripción y la preparación que incluyó correr el Ruta 40 en Argentina y el Desafío Inca en Perú. A ello se agrega la pérdida por espónsor durante la prueba y posterior a ella.

La jornada incluyó permanentes reuniones con asesores jurídicos, no se explicó qué se hará con la máquina, si se vuelve a Holanda o si la traen a Bolivia. El ambiente que rodeó al piloto fue pesado, porque los diez colaboradores cercanos que tiene comenzaron a empacar para emprender retorno: un grupo lo hizo anoche y el resto lo hará esta mañana. Ninguno imaginó este desenlace, ya que la logística estaba lista para seguir la prueba etapa por etapa hasta el día 17.

“Estamos preparando todo el material y analizando las diferentes opciones”, dijo ‘Chavo’, a través de su agentes de prensa. Los papeles de inscripción y aceptación de la ASO para correr, más la documentación de la máquina, los maneja a cada instante y no se cansa de mostrarlos. Los medios han hecho fuerte repercusión, ya que no solo se trata del mejor piloto de motos que ha tenido Bolivia en los últimos años, sino de un hombre que es una indiscutible figura del Dakar.

Ayer, el mismo presidente del Estado, Evo Morales Ayma, se pronunció al respecto. “Lamentamos que nuestro campeón no sea parte del rally este año por causas que deslucen el deporte. Sabemos que su ausencia se notará en el ‘team’ Bolivia”, escribió Morales a través de la cuenta de Twitter. El embajador de Bolivia en Perú estuvo acompañando al ‘Chavo’ durante el fatídico domingo, aunque no se pudo hacer nada porque la ASO ni siquiera aceptó los documentos.

“Estuvimos reunidos con los asesores jurídicos”, informó escuetamente Salvatierra, que ratificó además que ayer ya no tuvo contacto alguno con la organización y que ahora se ha centrado en ver la parte legal con los asesores. En realidad quedará en manos de ellos, aunque con un seguimiento de cerca. “Esta carrera va dedicada para mi amigo el ‘Chavo’ Salvatierra’, sostuvo Wálter Nosiglia, el ‘Lobo’ del Desierto’ que corrió en cuadriciclo y que le ofreció la máquina de su mochilero para correr.

Sin embargo, ‘Chavo’ la terminó descartando porque había riesgo para él al no conocer un ‘cuadri’ que no manejó antes, además de que debía erogar una fuerte suma de dinero. De momento, está previsto que el piloto retorne hoy al país para luego analizar si seguirá pensando en el Dakar para 2020.